BOSQUETE DE LOS SANGUINOS

Se ubica en la parte alta de Santa Úrsula, junto a la zona recreativa de La Laguneta Chica y dentro del Paisaje Protegido de Las Lagunetas. Se trata de un entorno único en Canarias, pues en él los sanguinos –que son unas especies arbóreas características de la laurisilva- se han agrupado formando un peculiar e insólito bosque.

El sanguino es una especie habitual del monteverde, pero lo que hace excepcional a este paraje es la concentración tan alta de ejemplares y su inusitado gran porte, alcanzando muchos de ellos los 10 metros de altura.

El conjunto conforma un ecosistema muy particular. Las diferentes densidades y la hoja caduca confieren al lugar unas características cromáticas que acrecientan su belleza, especialmente durante las últimas horas de la tarde, cuando los rayos del sol penetran entre las ramas, acentuando la gama de tonalidades.

La acumulación de capas de hojas que se han ido depositando en el suelo producen al caminar un crujido muy particular en medio del silencio del bosque, un sigilo que cede ante el gorjeo de los pájaros. De hecho, el paraje cuenta con una abundante avifauna residente y de paso, pues el bosquete se halla muy próximo a la Reserva Natural Especial Las Palomas.

En definitiva, se trata de un lugar de gran belleza y valor ecológico que es necesario revalorizar y divulgar, pues es casi desconocido para la mayoría de vecinos y visitantes.

Otros Parajes Especiales

2018-07-20T17:25:23+00:00