RESERVA NATURAL ESPECIAL DE LAS PALOMAS 

Es una ladera forestal de monteverde enmarcada en los altos de los municipios La Victoria y Santa Úrsula, comprendiendo este último casi el 70% de su superficie. Con 584 hectáreas de extensión, se trata de un ámbito boscoso de cumbre de gran belleza que contiene reductos de laurisilva entremezclados con pinar, algunas de cuyas especies están catalogadas como protegidas y amenazadas.

Se extiende desde el flanco norte de Montaña Micheque hacia el este a través del Lomo de las Escobas, el Barranco de Sabugo, el Lomo del Agua y el Lomo del Cedro. Desde allí continúa hasta la vertiente occidental del Risco Negro, desde donde sigue hacia el oeste a través de las Chozas, la Meseta, los Pinos y el Lomo de las Raíces, el Barranco de los Lances y la Montaña de los Asientos. De este modo comprende una parte del monte “Las Canales” en la localidad de Santa Úrsula y del denominado “La Victoria”, perteneciente al término municipal del mismo nombre.

Constituye, además, un espacio singular en el que persisten varios reductos de laurisilva, sobre todo en los fondos de barranco y en las laderas orientadas a NE, cuyo rasgo más sobresaliente es la presencia de poblaciones relevantes de las dos palomas de laurisilva: la paloma turqué (Columba bollii) y la paloma rabiche (Columba junoniae) y de ahí el nombre de este espacio. Dichos endemismos canarios están catalogados dentro de las especies amenazadas y aquí son particularmente abundantes en los barrancos de la mitad oriental. La reserva tiene como finalidad la conservación y protección de esas comunidades de aves y sus hábitats.

En definitiva, alberga una serie de valores geológicos, paisajísticos y botánicos que la convierten en excelente representación de un paisaje peculiar como el monteverde del Norte de Tenerife.

La zona contribuye, formando parte de un conjunto mayor, en procesos ecológicos esenciales como la recarga del acuífero y la protección de los suelos, al tratarse de una zona arbolada expuesta al efecto húmedo del Alisio.

Cómo llegar
El acceso a la Reserva Natural Especial de Las Palomas puede hacerse por Santa Úrsula desde la Carretera General del Norte (TF-217) en dirección Santa Cruz, tomando la subida -que encontraremos en el punto kilométrico 30- que conduce al barrio de El Farrobillo. Si se continúa subiendo, la calle asfaltada se convierte en una pista de tierra que conduce finalmente a la reserva. Igual que este acceso existen varios que suben desde Santa Úrsula, aunque debe advertirse que todos presentan pendientes muy pronunciadas, por lo que el acceso con un turismo no está recomendado, siendo aconsejable el uso del todoterreno.

También se puede acceder a la Reserva desde el casco de La Esperanza, subiendo por la calle del Ayuntamiento (C/Grano de Oro) hasta llegar a una rotonda en donde se debe tomar la pista de tierra que sigue de frente. Se debe conducir por esta pista 1,5 Km aproximadamente hasta que llegamos a la finca la Data del Coronado. En este punto encontramos una señal que indica el comienzo de la pista del Rayo. Hay que tomar esta pista y conducir unos 2 km hasta que llegamos a un cruce de cuatro pistas conocido como Plaza de La Paz. En este punto hay que seguir de frente, conduciendo por la pista del fondo. Si se conduce sin desviarse por esta pista unos 5 Km se llega al límite sureste de la Reserva.

Otros Parajes Especiales

2018-05-29T16:39:09+00:00